NOTICIAS

MENU

Guía de actividades
Notas de prensa
Agenda
Guía de la Salud
Biblioteca
Antivirus
Noticias de Carcaixent
Convocatorias
Teléfonos de interés
Premios
Fotos de Carcaixent
Testimonios
Buscar familiares
Tablón de anuncios
¿Has perdido algo?

OPINIÓN

Articles d'opinió
Notícies que fan pensar
Selección de Blogs
Escribe a tu Ajuntamiento
Libros recomendados
Tu link favorito

MÁS ENLACES

NOTICIAS DEL MUNDO

GUIA TONER

TODO SOBRE JUEGOS

TODO SOBRE MOTOS

SOBRE VALENCIA

TRABAJO Y EMPLEO

Ofertas de Trabajo
¿ Buscas Trabajo ?

SERVICIOS

Oferta cartuchos y toners
Anuncios sobre el campo
VENTAS Inmuebles
COMPRAS Inmuebles
Anuncios Traspasos
Alquileres

ENSEÑANZA

Centres d'Ensenyament
Clases particulares
Lecciones de electrónica
Oposiciones magisterio
Cursos Informática

AULA MATEMATICAS

Derivadas
Más de derivadas
Ejercicios de selectividad

HEMEROTECA

Programa de festes 2009

Programa de festes 2008

Programa festes 2010
Paelles 2010
Exposición óleos Salom Ortiz

Programa de festes 2007

Festes 2006 Programació d'actes

Falles 2006 Carcaixent
Paelles 2010
Paelles 2009
Paellas 2006
Mercadillo Cogullada
Carcaixent nevat
Carcaixent Cultural
Historial de acontecimientos
MÁS NOTICIAS

VARIOS

Enlaces sobre Carcaixent
Contactar con amigos
Pasar la ITV
Medios informativos

IMATGES

Imatges del poble
Fotos  por José Teruel
Imatges per al record
Publireportaje
Histórico de mensajes

Página principal

 

 

 

El temporal deja sin colegio a 600 niños de Tavernes de Valldigna e inunda una pedanía en Carcaixent

El desbordamiento del río Vaca causa desperfectos en un puente de Simat y obliga a cortar la N-332

Las Provincias, 20/10/2007

 
 

Varios vecinos observan el estado en que quedó una oficina en el club náutico de Xàbia tras desplomarse un muro de contención que se vino abajo a causa de las lluvias.

   

El temporal hirió la Comunitat hasta con sus últimos coletazos. Las intensas lluvias inundaron en la madrugada de ayer la pedanía de Cogullada, en Carcaixent, y un colegio en Tavernes de la Valldigna, donde se desbordó el Río Vaca a alrededor de las 3.30 horas. Los efectos del diluvio también se notaron en Xàbia, donde el desprendimiento de un muro dejó incomunicadas 15 viviendas al desplomarse un muro.

En la Marina Alta, la tierra no puede asimilar más agua y se resquebraja. Un muro de la Cuesta de San Antonio de Xàbia (la carretera que sube desde el puerto al Cabo) cedió a su peso ayer de madrugada y cayó sobre una oficina de servicios náuticos, dañando al menos, a dos embarcaciones del depósito.

La suerte estuvo al lado de los trabajadores de la empresa, ya que el accidente ocurrió a las cuatro de la mañana y no había nadie en el interior, por lo que sólo hay que lamentar daños materiales.

El desprendimiento ha dejado incomunicadas a 15 viviendas, que no pueden subir en coche hasta sus propiedades por un camino del que sólo queda el asfalto sobre el vacío que antes ocupaban piedras y tierra. La única manera de acceder a las casas es a pie y por unas antiguas escaleras. La calle que conduce al Club Náutico también ha tenido que ser cortada en un carril por la acumulación de cascotes.

Los técnicos del Ayuntamiento de Xàbia vinculan el desplome directamente a las copiosas lluvias que durante toda una semana han caído sin tregua en la localidad. El muro estaba formado a base de conglomerado de materiales que estaba prensado por el tiempo pero no es demasiado consistente y más cuando el agua elimina la arcilla.

De hecho, la zona ya sufrió un desprendimiento hace más de un año que obligó a colocar unas mallas metálicas para sujetar posibles cascotes. La poca estabilidad del material se conoce desde hace más de tres décadas. De allí, un terreno que actúa como linde entre la zona propiedad municipal y la que depende del Ministerio de Medio Ambiente, se extrajo el material para construir la escollera del puerto.

Entonces se descubrió la inestabilidad de la carretera en el caso de acumulación de lluvias, como ahora se ha demostrado. Sin embargo, esto no impidió que se concediera licencia para que la empresa náutica colocara allí sus oficinas en una ampliación reciente del negocio.

Desbordamiento en la noche

Tavernes de la Valldigna tampoco escapa del azote del temporal. La localidad de la Safor no se había repuesto de las lluvias torrenciales de los últimos días y en la madrugada de ayer se despertó con el peligro desbordamiento del río Vaca. El temor se confirmó a las 3.30 horas, aunque no hubo que lamentar graves daños materiales.

Eso sí, los 600 alumnos del colegio Alfandech de la capital de la Valldigna no pudieron ir a clase porque el centro había quedado anegado. En el patio se contabilizaban 30 centímetros de agua. Las casas del paseo Colón también tuvieron que achicar agua procedente del río.

No en vano cayeron 388 litros por metro cuadrado en Simat, lo que hizo que el río fuera mucho más cargado hasta salirse en uno de sus tramos. Las lluvias dejaron incomunicada la playa y la N-332 fue cortada debido a la salida de las aguas.

El puente sobre el río permanece cerrado porque los técnicos de la Generalitat consideran que podría entrañar algún peligro. Lo mismo ocurre en Vallada, que mantiene cortada la carretera a Ontinyent.

El temporal dañó el puente de La Saladella, que vio afectada su estructura, lo obligó a las autoridades a cortar el tráfico dirección Ontinyent, situación que se mantenía al cierre de esta edición. Lo mismo ocurrió en los caminos rurales, donde se produjeron desprendimientos de tierra y pronunciados socavones haciendo inviable el tránsito de vehículos por ellos.

Miembros del ejecutivo de Vallada se reunirán con la empresa que realiza las obras en un paseo para buscar una alternativa inmediata con el fin de restablecer el tráfico por la zona del puente. El Ayuntamiento cifró ayer los daños por el temporal en 600.000 euros.

Hoy se cumplen 25 años de la trágica pantanada de Tous que arrasó la comarca de la Ribera y las fuerzas de la naturaleza han vuelto a hacerse sentir al cumplirse el cuarto de siglo de aquel desastre. Después de tanto tiempo, el problema de las inundaciones continúa existiendo sin que nadie le ponga remedio.

Susto en Cogullada

Esta vez, los peor parados han sido los vecinos de la pedanía carcaixentina de Cogullada, que pasaron otro susto la noche del jueves al viernes cuando sobre las tres de la madrugada contemplaron impotentes cómo se inundaban sus calles.

Llueve sobre mojado, ya que la semana pasada, con el episodio de la gota fría, esta pedanía ya quedó aislada. Ayer, el agua proveniente del desbordamiento del barranco de Barxeta y de las escorrentías de las montañas que rodean a esta localidad fue suficiente para que esta barriada, que se encuentra en una de las zonas más bajas de la población, volviera a inundarse.

El agua entró en algunas casas unos centímetros pero al mediodía de ayer aún había grandes balsas rodeando la pedanía. La alcaldesa de Carcaixent, Lola Botella, recalcó que, después de las intensas lluvias, el cauce de los barrancos no podían absorber tanta agua y de ahí el desbordamiento.

El desbordamiento del Barxeta también anegó una parte del término. La Policía Local cortó varios caminos rurales y la CV-543 que une Carcaixent con Alberic.

En otras localidades como Rafelguaraf, a partir de las doce de la noche se desbordaron el barranco de Barxeta y el del Racó inundando las calles más bajas de la población. En Senyera, debido a la poca capacidad del alcantarillado, la tromba hizo que el agua volviera a salir con fuerza de las trapas. En Manuel, el río Albaida cortó el acceso a las Salinas y deterioró este paso.

Comentarios:

Mandar comentario

 

Protección de datos

Aviso Legal

© 2000/2018 decarcaixent.com

Joanot Martorell, 1 46740-Carcaixent

Tel.  629 74 21 54